Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Relato
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Relato
Categoría: Voyerismo

En La Playa Con Mi Esposa

Mi esposa Carmen y yo llegamos a nuestra playa nudista favorita con la idea de que la vieran desnuda. La gran mayoria de las veces, despues de calentarnos con los mirones, haciamos el amor a semi-escondidas. Siempre dejabamos que alguien nos viera. Mi esposa Carmen es mas atrevida que yo para el exhibicionismo. Hasta en nuestra casa haciamos el amor pegados de la ventana para que nos vieran. Esto no era de mi agrado ya que yo no queria que los vecinos nos vieran. A Carmen no le importa mucho quien la vea. Ella solo quiere que la vean. Nos desnudabamos cerca de la ventana. Ella me paraba el bicho para que me lo vieran y luego yo le abria su chocha bien abierta como a ella le gusta. Hemos tenido mucha suerte de que nadie nos ha visto excepto una pareja gay unas cuantas casa hacia arriba pero no estamos muy seguros de eso.

Ese dia cuando llegamos a la playa Carmen comenzo rapido su rutina de acostarse en la arena con las piernas abiertas. Ella sabe que los mas mirones son los que pasan por el area nudista vestidos. Habia este hombre caminando un perrito. Parecia que el era un residente del area. Le miro la chocha a mi esposa rapida pero intensamente. Esto la calento al instante. Ella vio como el volteaba el area mirando a otras mujeres y me pidio que nos movieramos a un area por donde parecia el pasaria. Segundos antes de que el llegara a esa area ella se acosto y se abrio las piernas para darle una mejor vista al hombre. Este, al notar que ella se estaba abriendo para el, se detuvo a mirar. Ella comenzo a moverse como cuando hacemos el amor. Ella me pidio que la masturbara porque no aguantaba mas. Yo le dije que no. Ella insistio asi que comence a masturbarla tocandole el piquito de su crica. Ella comenzo a moverse mas rapido. El hombre se acerco un poco mas para mirarla mejor. Carmen lo miro a el, arqueo su cuerpo y se vino gritando. Al ella venirse yo le dije:

-Meneatele y dale tu venida que te esta mirando.

Con eso mi esposa se meneo como una loca y estallo en un orgasmo increible delante de ese hombre y de todos los nudistas que estaban cerca. El hombre murmuro algo que parecia ser "Gracias" y se marcho. Nosotros nos movimos del lado porque alli no nos atreviamos a mirarle la cara a los que presenciaron semejante venida de mi esposa Carmen. Siempre esa venida era casi a la hora de marcharnos. Ese dia fue casi al llegar.
Datos del Relato
  • Autor: Pepe
  • Código: 22393
  • Fecha: 23-02-2010
  • Categoría: Voyerismo
  • Media: 5.4
  • Votos: 43
  • Envios: 0
  • Lecturas: 5311
  • Valoración:
  •  
Comentarios
0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Relatos: 12.931
»Autores Activos: 632
»Total Comentarios: 7.942
»Total Votos: 495.704
»Total Envios 22.104
»Total Lecturas 23.220.522