Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Relato
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Relato
Categoría: Zoofilia

mi vieja el caballito

Llevo casado 7 años y la verdad soy muy creativo en mis relaciones sexuales, mi mujer es una mujer muy hermosa, que cualquier hombre soñaría tener, siempre me decía que yo era muy curioso y loco, porque hacíamos el amor en cualquier parte.

Un día un amigo que cuidaba un hermoso semental miniatura, que lo usaban para raza, me dijo que el pony era muy caliente, y asi empecé a planear mi aventura, una vez mi amigo me dijo que saldría por 2 semanas y me pidió que si cuidaba su rancho por ese tiempo, cosa que me vino como anillo al dedo, mi amigo partió y me dejo instrucciones de como cuidar sus caballos miniaturas. Tenia 5 cuatro hembras y el semental, mi mujer varias veces vio como el macho montaba a las yeguas en celo, y se impresionaba del tamaño de su verga, la verdad era grande para el tamaño que tenia el pony, algunas veces lo bañábamos para quitarle el calor, una vez lo estábamos bañando y parase que se excito, saco toda su verga y con mi esposa se la lavamos yo note que mi esposa le puso énfasis en el pene y la vi un poco excitada, le pregunte que si le gustaba y dijo que si, el pony creo que olfateo su aroma de hembra y hizo el intento de subírsele pero yo se lo impedí, le insinué a mi esposa que si lo masturbábamos y ella acepto trajimos un poco de crema y yo empecé.

El pony estaba como candela pero por su tamaño yo me canse porque tenia que agacharme bastante, mi esposa me dijo que si me ayudaba y le dije que se lo agradecería el pony y yo, ella se arrodillo y empezó a seguir con la paja, mi esposa estaba respirando un poco fuerte cuando sentimos que era el pony que se venia a chorros, las manos de mi mujer quedaron llenas de semen, asi el pony se calmo y termínanos de bañarlo, nos fuimos a la casa y en la noche hicimos el comentario del pony, ella me dijo que ese momento lo disfruto, yo le insinué que si se dejaría penetrar por un animal como ese, al cual ella me respondió con una sonrisa picara y me dijo que estaba loco, y me dio un beso yo como de costumbre ya estaba excitado y empecé a besarla por el cuello y sus tetas preciosas ella me dijo que le besara su conchita que estaba totalmente mojadita, era una cosa linda de ver era rosadita y sin un solo pelo, le di lengua hasta que se vino, sus jugos eran a montones, yo que estaba con mi verga a mil le dije que se volteara y que se pusiera en cuatro. Toda su vagina estaba al descubierto la cual embestí como un loco de un solo empujón la penetre hasta el fondo, como ya tenia preparado mi plan para ver a mi mujer que fuera cogida por ese pony. Le empecé a decir que me gritara que yo era su caballo, y ella en su arrechera me decía que yo era su potro cosa que me gustaba ella como siempre era un volcán, seguí dándole y ella volvió a tener otro orgasmo y yo aproveche pera decirle que pensara en aquel pony, como la cogería y ella gritaba que le gustaría que el pony le metiera la verga eso a mi me excito al máximo y no pude evitar venirme a chorros, quedamos sin la menor muestra de energía en nuestra cama.

El día siguiente nos levantamos temprano a darles el desayuno a los animales de Juan mi amigo, todo estaba bien y volvimos para tomar nuestro desayuno, en medio del desayuno vino el tema del pony y le dije que si se dejaría montar por aquel equino, ella me miro y guardo silencio por un minuto, me miro y me dijo: ¿Y si me lastima con su enorme verga?. Yo le dije; Que no se preocupara, asi es que eso me dio que aceptaría la propuesta.

En la tarde nos fuimos a la caballeriza a bañar al pony, yo por supuesto ya me habia alistado con mis cosas por si se daba lo de mi mujer y el pony, en una bolsa puse un poco de gel y toallas secas, el animal como siempre mostraba su ímpetu, dejamos amarrado al pony y yo empecé a besar a mi mujer por la oreja, ese era su punto débil junto a sus tetas, mi mujer empezó a calentarse y tambien empezó a besarme el cuello y bajo hasta mi verga que estaba parada, la saco y se la metió en su boca, yo estaba arrechisimo, le fui quitando su blusa y como no tenia sostén fue mas fácil. Ella seguia pegada a mi pene su lengua era una delicia hasta que no pude contener mi leche que se me vino, ella me saco hasta la ultima gota que de un poco cansado, ella me miro y me dijo que quería mas yo le dije que se acostara en una manta que habia llevado le empecé a dar lengua por su chochita, que se encontraba inundada con sus jugos, empezó a gemir y a gritar cuando el orgasmo se le venia, fue entonces cuando le dije que si quería intentarlo con el caballo, ella en su calentura acepto acerque al pony y lo hice que olfateara la chocha de mi esposa cosa que volvió loco al caballo y empezó a sacar su verga. Le dije a mi esposa que se pusiera en 4 con las piernas abiertas para que el caballo pudiera montarla el pony, por su calentura empezó a querer morderla yo tome una de las toallas y se la amarre en su trompa, el animal parece que no le gusto mucho pero siguió con su arrechera, mi esposa estaba en el piso apoyada en sus manos y sus rodillas le acerque el animal de nuevo y de un brinco la monto su verga buscaba por donde meterse, yo tome su verga y le puso bastante gel con mi mano y poco a poco la fui introduciendo en la vagina de mi mujer era una verga muy larga, tuve un poco de cuidado que no lastimara a mi mujer.

Yo le preguntaba a mi mujer que si se sentía bien y ella me decía que si, pero al principio se veía que la estaba lastimando, el caballo empezó a embestir y de un empujón y por lo mojada que tenia mi mano por el gel y la fuerza del animal se deslizo y se la metió casi toda. Mi esposa pego un grito, me asuste y le trate de quitar el animal de encima pero el con su calentura la tenia agarrada con sus pezuñas vi que el rostro de mi mujer fue cambiando por placer, le pregunte que si estaba bien y me dijo que estaba como nunca, el caballo relinchaba y eso me indico que ya se venia fue cuando vi que mi mujer tambien se venia era impresionante como la verga dilataba toda la concha de mi mujer, era como si se la fuera a explotar. Cuando el animal quiso salirse su pene salió ensangrentado y de la vagina de mi mujer salió un poco de sangre con los restos de semen del animal. Se acostó en la manta y le pregunte que si estaba bien, ella me contestaba que solo sentía un pequeño ardor pero que no era nada, me le acerque y le di un beso el cual ella replico el animal se aparto y como el establo estaba cerrado lo dejamos sin preocuparnos.

Si quieren saber más en otra ocasión les contare cuando la penetro por el ano.
Datos del Relato
  • Autor: incognito
  • Código: 13114
  • Fecha: 26-01-2005
  • Categoría: Zoofilia
  • Media: 5.05
  • Votos: 94
  • Envios: 19
  • Lecturas: 9948
  • Valoración:
  •  
Comentarios
7 comentarios. Página 1 de 2
friend
invitado-friend 09-08-2014 18:49:57

padre y cachondo, vaya que tu mujer, es toda una potranca

invitado
invitado-invitado 28-12-2013 17:47:59

que buen relato espero y subas la continuacion de cuando se la metio por el ano

Gabriel
invitado-Gabriel 15-11-2013 00:12:01

Hola: por favor envía los demás relatos .Saludos a ambos

ruben
invitado-ruben 08-11-2011 00:00:00

uye que rica se veria tu esposa ensartada po el pony me gustaria ver un video de ella o actuar junto a ella. me gustaria contactarlos

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Relatos: 12.937
»Autores Activos: 632
»Total Comentarios: 7.945
»Total Votos: 495.717
»Total Envios 22.104
»Total Lecturas 23.238.668