Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Relato
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Relato
Categoría: Varios

Trece años

El verano de mis trece años fue muy especial. Mi cuerpo se estaba formando y no tenía todavía mis pechos como hoy, que tengo diecisiete primaveras. Pero mis caderas, aunque distintas a hoy, tenían ya toda su exhuberancia, midiendo noventa y nueve centímetros, con mi cinturita de cincuenta y seis. Mi culito estaba ya muy parado y yo notaba que los hombres me miraban con ganas, pero disimulaban pues sabían que era yo todavía una niña.
Ese verano, mis padres me enviaron con mi tío Alberto, que vivía en el campo por ese entonces. Tenía cuatro hijos varones, y dos mujeres. Todos eran mayores que yo y muy pero muy saludables. Las dos chicas tenían medidas envidiables. Con sólo arquear un poco la espalda, levantaban a un hombre moribundo de su cama. Mis primos, por otra parte, eran todo músculo y mucha imaginación.
Recuerdo una tarde en que estábamos en la piscina, jugando al gallito ciego. Uno de nosotros tenía los ojos vendados y era el gallito ciego, que trataba de atrapar a alguien y debía adivinar quien era. El juego me encantaba. Cuando tratábamos de escabullirnos, mis primos me ayudaban a moverme. Eran muy fuertes y me empujaban, tomándome de la cintura. Claro que de la cintura bajaban un poco hacia mis glúteos, acto que yo aprobaba gustosa con mis mejores sonrisas y mis miradas más lascivas. El disfrute iba en ascenso. A veces nos refugiábamos en un rincón de la piscina, donde uno de mis primos se ponía detrás mío, y otro delante. Todos excitados a morir. Yo sentía cómo me frotaban sus bultos enormes y llenos de vida. Lo mismo hacían con mis primas, que los alentaban con sus poses y expresiones más sugestivas. Fue una tarde excelente. Pero la noche lo fue aún más.
Tío Alberto tuvo que viajar a la ciudad y nos dijo que iba a volver a la tarde siguiente.
Entonces mis primos repartieron los colchones en el piso de la sala. Hacía calor, y nos dispusimos a dormir, con muy poca ropa, por cierto. Mis primas tenían bombachitas diminutas y me prestaron una. Usaban camisolas diminutas, que ni llegaban a las caderas y no tenían corpiño. Yo tampoco. Nos acostamos, yo rodeada por Arturo y Ernesto, que usaban sólo unos calzoncillos como los de natación, pero más grandes, que les permitían tener erecciones más cómodas y un desarrollo más extenso. Sus bultos eran enormes, y yo no podía cerrar mi boca, de lo excitada que estaba. Charlábamos sensualmente y yo tenía mucha saliva en la boca. Cuando apagaron las luces, me sentí en la gloria. De un lado un gigante me rozaba los glúteos. Del otro, un Atila acariciaba mi cuellito, mi pechito, mi ombligo. Enseguida me besó en una mejilla, y luego me rozó un labio, con lo que mi boca se abrió y lo invité a conocer mi interior. Su lengua... Tuve un orgasmo cuando él me la depositó en mi boca y comenzó a urgar en mi interior. Entonces puso una mano en mi vientre y me acarició por un rato. Ahora debo dejar, pues deseo acostarme y hacerme un automasaje, pues estos recuerdos me pusieron un poco calentita. No puedo más, siento que mis pechos y mis caderas explotan. Si algún voluntario quisiera venir, por favor, no duden en enviarme un mensaje. Rápido, penetren en mi correo virtual. Lo dejaré abierto y listo para que puedan entrar muchos mails. Si son grandes, mejor. Estoy desnudita y calentita. Esperando. Por favor, con mucha leche. Si es alguien que se abstuvo por unas semanas, mejor. Que tenga mucha lechita acumulada.
Datos del Relato
  • Autor: Carola
  • Código: 2621
  • Fecha: 20-05-2003
  • Categoría: Varios
  • Media: 4.98
  • Votos: 61
  • Envios: 1
  • Lecturas: 3753
  • Valoración:
  •  
Comentarios
9 comentarios. Página 1 de 2
zidane
invitado-zidane 14-11-2012 00:00:00

se ve q eres toda una niña muy calentona me gustaria conocerte un poco mas espero tu respuesta. saludos que estes bien.

alejandro perez
invitado-alejandro perez 22-04-2010 00:00:00

hola te escribo porque quisiera llenarte toda de leche, complacerte, mimarte y enseñarte cositas ricas, espero tu respuesta.

aimar aleksander diaz medina
invitado-aimar aleksander diaz medina 10-04-2004 00:00:00

No seas ingenua el chiste era cuando tenias 13 años,ahorita ya para que ya haz de estar mas correteada que el primer tsuru sedan que fabricaron

anonimo
invitado-anonimo 30-01-2004 00:00:00

carola quisiera que me escribieras mas de tus relatos. yo podria llenarte de mucha lechita.

majolopez
invitado-majolopez 26-11-2003 00:00:00

ESta muy bueno el inicio ojala pueda continuar porque me dejo con ganas de cojerte y enseñarte algunas cositas ricas

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Relatos: 12.883
»Autores Activos: 624
»Total Comentarios: 7.938
»Total Votos: 495.603
»Total Envios 22.099
»Total Lecturas 23.020.395
Últimas Búsquedas